Cuidado con esa Villana, Hetero

Capítulo 5: ¡Ten cuidado con esas vacaciones! Parte 1

Estaba soñando.

—Hip, hip…

Frente a mis ojos, una niña de apenas siete años estaba llorando. La pequeña, de largo cabello castaño, lloraba desconsolada con lágrimas cayendo de sus ojos dorados.

Naturalmente, me acerqué a ella y le pregunté: — ¿Por qué lloras?

—Po-Porque nadie, hip, me da un abrazo…

La chiquilla hipo mientras respondía con una voz llena de dolor.

—Yo te abrazaré.

Abrí los brazos de par en par y sonreí levemente. Entonces, la niña me miró fríamente y respondió: —No me gustan las chicas.

¡Hey…! No, tengo que calmarme. Mi oponente es solo una niñita.

Calmé mis emociones y hablé en un tono dulce.

—Niña, no llores. ¿Qué se supone que haga después de que rechazaste mi ofrecimiento? No, ¿qué debo hacer para que dejes de llorar?

La pequeña respondió de inmediato con un torrente de palabras, como si hubiera estado esperando este momento.

— ¡Tráeme a Ian!

¿Ian? Ese era un nombre que había escuchado en alguna otra parte… Pero por alguna razón, no podía recordarlo bien. Incliné la cabeza en confusión y volví a preguntar: — ¿Quién es ese?

— ¡Mi esposo!

Aunque estaba segura de que esta criatura, que sonreía alegremente, era solo un producto de mi imaginación, me atraganté y comencé a toser. Rápidamente intenté controlar mi tos, sin apenas respirar.

— ¿De verdad…? Un marido… ¿Por qué necesitas uno?

—Porque realmente me gusta mucho Ian. Pero él no puede venir a verme. Ian se convertirá en el príncipe heredero, así que está muy muy ocupado. ¡Por eso, tráeme a Ian! Como eres una adulta, Martha no te regañará. —dijo con los ojos brillantes.

Me sentía extraña al verla así y le pregunté en voz baja: — ¿Cuántas veces has visto a este niño al que llamas tu esposo?

—Um… Lo conocí hace dos años… Y nos vimos una sola vez después de eso.

Mi mirada se tornó sombría mientras observaba como contaba con sus deditos.

—Pero que bastardo… sin importar lo ocupado que esté, debería visitar a su esposa ¿Qué tipo de rarito es él? Puede que ahora solo sea un niño, pero puedo sentir que se convertirá en un completo asqueroso de mayor.

—No insultes a Ian. ¡Zopenca!

¡Pum!

Antes de que me diera cuenta, la niña había dejado de llorar y se había atrevido a darme un puñetazo en la rodilla.

No me dolió, aunque se sintió bastante inusual. No, necesitaba calmarme de nuevo. Yo no era de ese tipo de adultos que se desquitaban con unos simples niños.

— ¿Zopenca? Qué anticuado.

— ¡Jake me lo enseñó!

Jake, ese bastardo… Parecía que él también se convertiría en un payaso de mayor. Sentir tanto desprecio por unos niños a los que nunca antes había visto, estos Ian y Jake, ¿me convertiría en una adulta horrible? Reflexioné seriamente sobre ello mientras miraba a la pequeña frente a mí.

—Mmm. En cualquier caso, parece que no puedes traerme a Ian. Está bien. Ahora, vete.

Pequeña mocosa…

Me quedé estupefacta mirando a la chiquilla la cual tenía los brazos cruzados y, solté un suspiro antes de que mis labios formaran una sonrisa.

—Aun así, has dejado de llorar.

Ella se estremeció y levantó la mirada.

—No lloras a pesar de que Ian no vino a verte.

La pequeña comenzó a actuar como que lloraba mientras se frotaba los ojos con sus puños, pero yo simplemente le sonreí.

—Aun así me gusta Ian.

Asentí a sus palabras.

—Entiendo.

—Quiero ser más cercana con Jake.

—Entiendo.

—Me gustan los perros y quiero tener uno. Sin embargo, los lobos me dan miedo.

—Entiendo.

—Quiero ser amada.

—Entiendo.

—Eso es lo que yo quiero. Pero, ¿y tú?

Antes de que la niña terminara la frase, escuché una voz que me llamaba desde algún lugar lejano. Inconscientemente volteé la cabeza en dirección de la voz y puse atención. La dulce voz parecía resonar en el lugar. Definitivamente estaban repitiendo Melissa.

—Tú eres diferente, Melissa.

La pequeña está vez me miraba directamente y sonreía alegremente.

—Eres diferente de la yo original. Sin embargo, tanto tú como yo somos Melissa Podebrat.

Solo entonces la verdad de mi transmigración junto con los recuerdos de los incidentes que ocurrieron después fluyeron a mi cabeza, todo en un solo segundo. Junto con eso también me llegó la realización de quién era la niña frente a mí. Mi confusión duró un breve momento y pronto recobré la paz.

En ese corto período de tiempo, la voz que llamaba a Melissa se hizo cada vez más fuerte y, pronto se volvió imposible de ignorar.

—La persona a la que están llamando no soy yo, sino que tú.

La chiquilla me empujó suavemente.

—Eres una persona que no suplica por el amor vacío de otra persona, no se traga su enojo cuando la tratan injustamente y puede seguir adelante sin depender de los demás.

Me volteé rápidamente. Tenía mucho que decirle a ella, la propietaria original de este cuerpo. Sin embargo, no me dio oportunidad. Hasta el último segundo, siguió hablando sin parar mientras me empujaba.

—A partir de ahora, mi vida será tuya, así que…

¿Destruir a esos bastardos sin dudar ni por un segundo? Finalmente sonreí y probablemente ella también.

Estoy segura de que nuestras sonrisas se veían exactamente iguales.

~❀❀❀~

Abrí mis ojos.

— ¡Ama Melissa!

— ¡Oh, joven ama!

— ¡Doctor! ¡Llamen al doctor!

Oh… vaya caos. Por favor, déjame en paz, supliqué, porque recién había vuelto de conversar con una niña muy ruidosa.

Entrecerré los ojos mientras miraba a mi alrededor.

Sin embargo, antes de que pudiera comprender adecuadamente la situación, mi visión fue bloqueada por una persona de alborotado cabello azul e hinchados ojos rosados.

Las lágrimas colgaban como cristales de los ojos de Nine. Mientras miraba el rostro de la persona que me sostenía, abriendo y cerrando la boca en numerosas ocasiones, no pude evitar sentirme un poco culpable.

—Snif…

Lo único que salía de su garganta eran los sollozos que intentaba reprimir con todas sus fuerzas.

—Nine… no estoy muerta.

Su mano, que agarraba la mía con fuerza, tembló tan terriblemente que dejé escapar una sola palabra de alarma de mi boca entumecida.

Sin embargo, Nine bajó la cabeza y continuó agarrando mi mano con fuerza. Solté una risa incómoda y acaricié la cabeza de Nine con mi mano libre. Tal como pensaba, su cabello era rizado, suave y se sentía agradable al tacto.

—Los lobos me dan miedo. —De repente recordé las palabras de Melissa.

Sin embargo, a diferencia de ella, yo no les tenía miedo a los lobos. Me di cuenta de una verdad obvia.

—Yo… — ¿Ella?

No tenía certeza de todas las cosas que habían cambiado en este mundo después de convertirme en Melissa. Bueno, para ser honesta, tampoco estaba segura de lo que no había cambiado, sin embargo…

—Te protegeré…

No había duda de que era posible que Nine permaneciera a mi lado porque yo soy quien soy hoy.

Tras mi declaración, la cual había sido bastante resumida, Nine me miró con el rostro empapado en lágrimas. Por alguna razón, me parecía bastante adorable que sus orejas se enrojecieran, así que solté una pequeña risa.

—En cualquier caso, Nine… ¿por qué crees que te dije que cerraras la puerta antes de desmayarme?

Sin importar nada, debía trazar claramente la línea divisoria entre mi trabajo y mi vida personal.

Miré de reojo a mi mayordomo novato. Nine dio un saltito y comenzó a temblar.

— ¿No crees que podría haber sido porque no quería que nadie más se enterara y que mi habitación se volviera tan ruidosa como lo es ahora?

Mientras miraba a los sirvientes que habían estado moviéndose de un lugar a otro en una oleada de ansiedad y preocupación, los ojos de Nine temblaron mientras evitaba mi mirada.

Vaya, parece que tendré que entrenarlo.

Anterior Índice Siguiente


¡La novela volvió…! solo por hoy. La verdad, tenía este trozo de capítulo desde hace mucho, pero como era la última parte que los traductores ingleses sacaron antes de abandonar el proyecto, no quería publicarlo para no dejar a mis lectores a medias. No obstante, dado que ya ha pasado bastante tiempo, decidí liberarlo y de paso informarles de la situación.

La novela entrará en hiatus hasta que otro grupo anglosajón lo retome (o me canse de esperar y traduzca las raw con google), así que si alguno de ustedes se entera de algo les estaría muy agradecida de que me lo hicieran saber.

¡Nos vemos en alguna otra novela (o cuando esta reviva)! ( ´◔ ω◔`) ノシ

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.