Hetero, Santa Omnipotente

4°acto: Encantamiento de hierbas. Parte 3

Cuando terminaron las clases del día, ya estaba oscuro afuera.

Como era típico del instituto, todavía había algunas personas, aunque era la hora normal para que todos terminaran con su trabajo. Sin embargo, eso no me incluía a mí. Me gustaba volver a mi investigación después de regresar de clases. Sin embargo, estaba atascada y, por eso estaba mirando concentrada mis aparatos experimentales cuando escuché que alguien me llamaba desde mis espaldas.

— ¿Todavía no hay cambios?

Reconocía esa voz.

—Así es, —respondí encogiéndome de hombros, sin dejar de mirar los aparatos.

Johan se movió para pararse a mi lado. —Parecía que estabas haciendo magia en el jardín esta mañana. ¿Eso tiene algo que ver con esto?

—Oh, ¿me viste? —Me reí.

—Es difícil no hacerlo cuando estabas lanzando hechizos uno tras otro a primera hora de la mañana.

Estaba segura de que hubiera sido una cosa si hubiera usado agua o hechizos mágicos de tierra, ya que parecería que podrían tener algo que ver con plantas, pero realmente debo haber destacado lanzando toda esa magia sagrada en el medio del jardín.

Miré por el rabillo del ojo para encontrarme a Johan riendo también.

— ¿Descubriste algo? —Me preguntó.

—Bueno, sólo que parece que la magia también puede afectar a las plantas.

— ¿Oh? —Johan entrecerró los ojos con interés.

Le dije cómo mis plantas se iluminaron cuando les lancé curación, a pesar de no poder verificarlo con certeza ya que no podía usar magia de evaluación.

Johan se tocó la barbilla y pensó en esto por un momento. —Si la magia sagrada puede afectar a las plantas, entonces tal vez otros elementos también puedan hacerlo.

— ¿Qué quieres decir con también?

Luego me contó cómo varios hechizos de magia de tierra afectaban a las plantas y que lo usaban para cultivar plantas exóticas en el jardín que de otra manera serían difíciles de cultivar. Johan era experto en magia de tierra, por lo que había estado haciendo precisamente eso con su magia desde que comenzó a trabajar en el instituto de investigación.

Sin embargo, sólo usaban magia de tierra y magia de agua. Después de todo, no había muchas personas expertas en magia sagrada y, esas pocas personas solían ser asignadas a la corte de magos o a una de las órdenes caballerescas. Como resultado, yo era la única persona con aptitudes para la magia sagrada en el instituto y nadie se había dado cuenta de los efectos que dicha magia podía tener en las plantas.

Después de que Johan me contó todo esto, fue mi turno de decirle lo que el gran mago Yuri había dicho acerca de cómo las hierbas tenían magia y, si podía hacer que mi magia se imbuyera en las hierbas, lo más probable era que pudiera hacer pociones aún más fuertes, así que ahora estaba buscando una manera de hacer eso.

Johan escuchó con atención hasta el final. — ¿Y es por eso que conjurabas magia al amanecer?

—Sí, aunque no pude obtener resultados reales.

—Ya veo.

—Supongo que la única otra cosa que aún no he probado es la magia de la santa.

— ¿De la santa? —Johan me miró inquisitivamente.

Quizás era un poco sorprendente, ya que había estado evitando admitir que era la santa y ahora yo misma estaba sacando el tema. —El gran mago lo mencionó antes…

Junto con eso, también le hablé a Johan sobre el agua bendita y los poderes de la santa.

—Ya veo. Sin embargo, la magia de la santa…

— ¿Sabes algo al respecto?

—No. Sé lo que dicen de la santa, pero nada más de lo que todos ya saben.

—Ah…

—Si el gran mago Drewes tampoco lo hace, entonces es poco probable que alguien de palacio lo haga.

No había tenido muchas esperanzas de que Johan tuviera algún conocimiento al respecto, pero el hecho de que él tampoco supiera significaba que realmente me encontraba en la casilla -1.

Las cosas simplemente no van como esperaba.

—Aunque ya lo sabes, puede que no sea el tipo de cosas que se puedan comunicar correctamente. —Las indiferentes palabras de Johan me sacaron de mi ensimismamiento.

— ¿Eh? ¿Qué quiere decir?

—El tipo de magia que usamos, con sus efectos universales y consistentes, es algo que compartimos, ¿no?

—Supongo que sí.

—Es por eso que podemos darle nombres y dejar atrás libros de texto mágicos y cosas por el estilo para mostrárselo a cualquiera que tenga la habilidad de usarlo. Sin embargo, quizás la magia de la santa sea diferente.

— ¿Está diciendo que puede que no tenga nombre, etc., porque su uso y efecto difieren según quién la posea?

—Algo así. ¿Qué pasa si varía según el conjurador? Si no es un tipo de magia colaborada, entonces no tiene mucho sentido dejar instrucciones, ¿verdad?

—Mmm.

¿Podría ser eso realmente cierto? Incluso si lo fuera, parecía el tipo de cosas de las que querrías tener registros de todos modos. Tal vez había otra razón por la que no habían preservado los detalles por escrito.

Sin embargo, no tiene sentido intentar averiguarlo. En este momento, debería pensar en cuáles son realmente los poderes de la santa.

Johan tenía razón en que no poseía nombre. Los libros se referían a ella como la magia de la santa, pero no sonaba como ninguno de los otros nombres de magia en este mundo.

¿Qué pasa con los efectos de la magia? La literatura hace que parezca que todas las santas tienen el poder de aniquilar monstruos. Pero, ¿nuestros poderes tienen otros efectos? Espero que sí, porque de lo contrario nunca podré imbuir a las plantas con mi magia.

Pero la ausencia de detalles significaba que había una alta probabilidad de que su único uso fuera matar monstruos. Sin embargo, todavía estaba varada en cuanto a cómo usar este poder, que era lo que realmente quería saber, ya que una vez que lo descubriera, podría hacer algunos experimentos reales. Sin embargo, no habían escrito ni una palabra sobre este tema.

En cierto modo dudaba que resultara algo de simplemente recitar magia de la santa o algo…

—Sólo quiero saber cómo funciona, —dije.

—Yo no podría saberlo. Esa es más una pregunta para el gran mago Drewes.

—Mmm. Siento que lo único que hago es hacerle preguntas estos días.

Le había preguntado todo tipo de cosas durante mi última clase y, estaba segura de que se molestaría si seguía preguntándole cosas que no tenían nada que ver con sus clases. Aunque, dado que esto tenía que ver con magia, muy bien podría ayudarme gozosamente a tratar de resolver este misterio.

Trataré de resolver esto por mí misma un poco más antes de molestarlo.

Le dije a Johan que iba a tomarme un descanso y dar un paseo fuera del instituto. Había estado encerrada dentro todo el día, así que pensé que mi cabeza podría estar corriendo en círculos por eso. Tomar un poco de aire fresco podría ayudarme a desarrollar nuevas ideas.

~❀❀❀~

Salí con un farol en la mano. El viento soplaba suavemente. Aunque todavía hacía calor durante el día, la brisa de la noche bajaba un poco la temperatura.

Me senté en el banco a las afueras del instituto y miré hacia el cielo, donde podía ver la luna y las estrellas. Este mundo no tenía dos lunas o una luna de diferente color como las de los libros que había leído hace mucho tiempo. Si tuviera que nombrar una diferencia real entre el cielo de este mundo y el de Japón, sería que había muchas más estrellas en este, aunque probablemente se debía a que había relativamente menos luces en tierra.

La primera vez que vi este cielo estrellado, quedé atónita. Eso había sido aproximadamente un mes después de mi invocación. Durante ese primer mes, simplemente no había tenido ganas de tomarme un minuto y mirar hacia arriba. Había estado demasiado inquieta, con haber sido invocado repentinamente a otro mundo. Sin mencionar que todavía me estaba recuperando de ser completamente ignorada y abandonada por el príncipe heredero. Y luego ese oficial me dijo que nunca podría regresar a Japón. Sólo recordarlo me hacía sentir un poco molesta de nuevo.

Después de ese alboroto inicial, decidí encontrar una manera de vivir una vida normal en este mundo. En primer lugar, siendo el príncipe heredero como era, no tenía idea de cuándo me echaría de palacio. Además, no quería quedarme allí para siempre. Al final, terminé trabajando en el instituto de investigación de plantas medicinales y me quedé allí desde entonces. Fue poco después de mudarme que me sentí lo suficientemente a gusto como para mirar ociosamente al cielo desde la ventana de mi habitación.

Habían pasado varios meses desde entonces. Recientemente, dejé de pensar tanto en Japón. Al principio, me entristecía la idea de no volver a ver a mis padres, mis hermanos o mis amigos nunca más. Incluso ahora mi corazón dolía un poco al recordarlos.

Y sin embargo… ¿Quizás era una persona adaptable? O tal vez me había quedado tan obsesionada con todas las características inusuales de este otro mundo… Pero sentía que el dolor se estaba desvaneciendo gradualmente.

¿Soy inhumana por sentirme así después de sólo unos meses? Podría haberme sentido diferente si no hubiera experimentado nada más que desgracias desde mi llegada, pero ese no era el caso en absoluto.

Excluyendo al príncipe, había conocido a tanta gente amable: Jude, Johan y los otros investigadores, por supuesto y, luego otros como el comandante Albert y los caballeros de la tercera orden. Al estar rodeada de tanta gente cariñosa y acogedora, sentía que había encontrado un lugar al que pertenecer.

Tal vez por eso, a pesar de huir de él durante tanto tiempo, finalmente estaba llegando a un acuerdo con mi verdadero papel aquí como su santa.

Quiero decir, no podía simplemente sentarme aquí sin hacer nada mientras todos los que conocía estaban en peligro, especialmente después de presenciarlo con mis propios ojos. Por eso estaba investigando la mejora de las pociones. Me hacía feliz poder ayudarlos.

De repente, recordé la vez que me llamaron a la oficina de Albert para que pudiera agradecerme.

Supongo que es porque estoy recordando todas las cosas que sucedieron desde que llegué aquí.

En particular, no esperaba ni quería que me agradeciera personalmente, pero fue bueno que lo hubiera hecho, de todos modos. Recordarlo hizo que mi corazón ardiera.

……

………

¿Eh? Presioné suavemente una mano contra mi pecho. Llamé a ese sentimiento ardor, pero eso era sólo una expresión, no era como si mi corazón se estuviera calentando ni nada. Sin embargo, por alguna razón, en realidad me sentía cálida en estos momentos. ¿Qué demonios?

Incluso mientras me preocupaba, mi pecho se sentía cada vez más cálido hasta que llegó al punto en el que creí que el calor se escaparía de mi interior.

¡¿Qué diablos está pasando?! Estaba increíblemente confundida. Y luego presencié con mis propios ojos como algo brotó de mi interior y de repente, de hecho, comenzó a derramarse.

Una niebla se extendió desde mi interior, como cuando lanzaba un hechizo mágico de efecto en área. Era blanca con destellos dorados, lo que hacía probable que fuera mi magia, pero había muuuchos más destellos de lo habitual. De hecho, diría que era más una niebla dorada que la blanca habitual.

¿Qué es esto? La niebla se extendía cada vez más. Si estuviera conjurando un hechizo, ya habría desaparecido para entonces. Sin embargo, no pensaba que eso fuera lo que pasaría esta vez.

De repente, un huerto de hierbas cercano me llamó la atención. La niebla ya lo había alcanzado.

Un pensamiento apareció en mi mente: Quizás, ahora puedo…

No era cristiana ni nada, pero por alguna razón junté mis manos como si estuviera en oración. No tenía idea de por qué esta pose parecía lo correcto, pero lo era. Entonces, comencé a orar.

Por favor haz que esto funcione.

La niebla dorada brilló intensamente, iluminando todo el césped y el huerto a pesar de que el sol ya se había puesto. Esto duró sólo un instante antes de que la luz estallara y los destellos dorados comenzaran a llover.

La maravillosa vista me hizo suspirar.

Cuando miré hacia abajo, las hierbas en las áreas que la niebla había cubierto ahora estaban cubiertas de destellos dorados. Sin embargo, el brillo desapareció de inmediato.

— ¡¿Qué pasó?! —Johan debió haber notado la luz o algo porque salió del instituto. No es que me sorprendiera mucho.

—Uhhh, —sonreí torpemente con una risa avergonzada.

Johan me frunció el ceño.

¿Cómo diablos explico esto? Ni siquiera sé cómo hice que sucediera en primer lugar.

Mientras luchaba por obtener una respuesta, la mirada de Johan se posó en las hierbas a mis pies. Se agachó con una mirada dudosa en su rostro para examinarlas. Tomó una para inspeccionarla y luego buscó entre las hierbas que crecían cerca de ella, hasta que seleccionó otra donde la niebla no había llegado.

Después de comparar las dos hierbas que tenía en la mano, se volteó para mirarme. — ¿Qué demonios?

—No estoy realmente segura de cómo explicarlo… —me detuve.

Como estaba oscuro, yo no veía ninguna diferencia entre las dos hierbas, pero Johan claramente sí. Balbuceé una explicación de todo lo que había sucedido desde el momento en que salí. Cuando terminé, él suspiró.

—Bueno, entremos por ahora, —dijo Johan con cansancio y luego se volteó para regresar al instituto.

Lo siento mucho, siempre actúo inmediatamente en cuanto se me ocurre una idea. Me disculpé mentalmente mientras lo seguía al interior.

~❀❀❀~

— ¿Cambiaron de alguna manera? —Pregunté.

—No en el exterior, pero… —Johan no estaba del todo seguro, por lo que vaciló un poco mientras explicaba.

Las dos hierbas en la mesa del instituto parecían iguales a la vista. Pero tras una inspección más cercana, había algo diferente en ellas, en el interior.

¿En el interior? ¿Se refiere a la magia dentro de ellas? No estaba segura, pero ciertamente le pediría los detalles más tarde. En este momento, estaba más preocupada por el resultado de los supuestos cambios.

—Intenta hacer pociones con estas, —sugirió Johan.

Con su permiso, reuní mis ingredientes y me puse a preparar con cautela dos pociones separadas. A medida que avanzaba, yo también sentí la diferencia en la etapa en la que tenía que imbuir los brebajes con magia. Era sólo un… mm, un sentimiento, pero definitivamente había algo diferente.

De hecho, cuando terminé las pociones, la diferencia entre las dos era obvia de un vistazo.

—Es tan bonita, —suspiré.

—Es…

Realmente podía ver la diferencia mientras sostenía la poción embotellada sobre mi cabeza a contra luz. Tenía destellos dorados flotando en ella, los cuales reflejaban la luz. Esto nunca había sucedido en ninguna de mis pociones anteriores.

—Me pregunto cuáles son sus propiedades.

—Tendremos que probarlo para averiguarlo, pero supongo que será mejor que cualquiera de las que hayamos hecho antes. —Johan tenía una sonrisa cansada en su rostro.

Por favor, no me mires así. No puedo evitarlo, ¿de acuerdo?

~❀❀❀~

Al día siguiente, analizamos la poción y descubrimos que de hecho era mejor que cualquier otra que hubiera hecho antes. Era claramente un cincuenta por ciento más eficaz que el cincuenta por ciento, un poco más del doble en total. Pensar que mi maldición también afectaría esto…

Tras una mayor investigación, otras personas también pudieron hacer pociones una vez y media más efectivas usando las hierbas que habían sido encantadas con mi misteriosa magia. También discernimos que los efectos de las hierbas mejoradas duraban sólo para esa generación; no podíamos usarlas para cultivar especies mejoradas de las mismas plantas.

Parecía que la única forma de hacer hierbas mejoradas era con mi magia. Era genial que todos pudieran hacer mejores pociones con estas hierbas, pero era un poco desafortunado que no pudieran obtener los ingredientes sin mí.

También estaba el problema de que no tenía idea de cómo volver a conjurar esta misteriosa magia. Lo intenté una y otra vez, sin éxito. No sabía qué la había provocado en primer lugar, así que realmente no tenía idea de por dónde empezar, a pesar de recordar lo que hice cuando sucedió e intentarlo una y otra vez. Supongo que sólo necesito resolverlo paso a paso.

Sin embargo, estaba segura de que el gran mago aceptaría con alegría una invitación para ayudarme con mi investigación, así que no pensé que pasaría mucho tiempo antes de que pudiera conjurarla de nuevo.

Anterior Índice Siguiente


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.