Hetero, Mi marido con Cabeza de Bestia

Prólogo.

Nunca antes había visto a una persona así.

— ¿Por qué…? —De pie en la esquina de un salón decadente que albergaba a una gran cantidad de personas vestidas de gala, Rosemary tenía los ojos fijos en un punto en específico. En un joven, para ser exactos.

Dicho joven tenía rasgos afilados complementados con un cabello negro brillante y liso. Este sonreía amigablemente mientras conversaba con los invitados, pero Rosemary pudo darse cuenta de que lucía un poco pálido.

—Heidi… —Su voz se quebró cuando llamó a su sirvienta detrás de ella. Su corazón latía como loco. El sonido la obligó a afirmarse contra la pared. Puso su mano sobre su pecho para mantener la compostura.

— ¿Qué necesita, mi princesa? ¿Me permite ofrecerle un poco de agua? Por favor, sírvase un trago.

— ¿Eh? Ah, sí, gracias. Pero…

—Oh, ¿se siente mareada? Vine preparada con sales aromáticas por si es necesario. ¿O tal vez siente náuseas? Por favor, no se mueva de este lugar. Iré a buscar un balde y…

—No, eso no es lo que me aqueja… —Sin una pizca de pánico, su sirvienta intentó atender sus necesidades, pero Rosemary la detuvo antes de que las cosas se pusieran en marcha. Apretó la mano alrededor del vaso de agua que le habían entregado.

—Yo… me casaré con ese hombre. —Sin darse cuenta de que la boca de su sirvienta estaba abierta de par en par, Rosemary se dirigió directamente hacia el joven. Sus piernas temblaban por el nerviosismo.

—Pri-Princesa, por muy encantada que estuviera de verla caminar hacia el altar con un vestido de novia, ¿está realmente y, quiero decir realmente, segura de que tiene que ser esa persona? —Preguntó su sirvienta con un tono extrañamente nervioso, pero quedo. Rosemary se mantuvo firme, apretando el vaso en su mano aún más fuerte.

—Sí… es el indicado. No creo que pueda conformarme con nadie más. —Lo estaba haciendo para reclamar tranquilidad.

Además, eventualmente tendría que casarse por el bien de su nación. En cuyo caso, ese príncipe heredero de cabello negro sería el que tomaría su mano en matrimonio.

Nunca antes había deseado algo tan desesperadamente como ahora.

—Y, después de todo, él es el primero que no se ve como uno de esos. —Su suave murmullo probablemente era demasiado bajo para que su sirvienta lo escuchara. Podía escuchar los parloteos de desaprobación que aún continuaban a sus espaldas, pero eso no detuvo su andar.

Públicamente, esta gala nocturna era para celebrar el cumpleaños del príncipe heredero de Baltzar, una superpotencia mágica. Pero en realidad, era para seleccionar una novia para él. Rosemary había accedido a regañadientes a asistir después de recibir una orden disfrazada no tan sutilmente en forma de una invitación a una fiesta. Pero nunca hubiera esperado que dicho evento le haría perder tanto la compostura.

Sí, estaba completamente cautivada. Tanto así, que ni siquiera se había dado cuenta de que apenas había chicas acercándose al príncipe heredero por alguna inexplicable razón.

Claudio, el príncipe heredero de la nación mágica de Baltzar, contaba con el mayor maná de todos dentro y fuera del reino. También era famoso por sus logros como guerrero. Si alguien mencionara un demérito con respecto a él, sería que su rostro es tan aterrador que una mirada sería suficiente para causarte pesadillas.

Los inquietantes rumores que escuchó de Heidi antes de viajar a Baltzar se le habían borrado de la cabeza.

Necesito ser la esposa de ese hombre… Me estremezco al pensar en alguien más. Recordaba muy bien el día en que su padre, rey de su propia nación, le ordenó que fuera a Baltzar.

En ese entonces e, incluso ahora, tenía tanto miedo de la gente que se sentía indefensa, tanto que insistía en esconderse en su pequeño jardín secreto.

Índice Siguiente


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.