cuidado con esa villana, Hetero

Capítulo 1: ¡Ten cuidado con ese príncipe heredero! Parte 1

Un día, de repente me desperté como una persona completamente diferente. Me había convertido en uno de los personajes de la novela romántica de fantasía que había leído hace un mes.

—Ah…

Suspiré suavemente y me miré en el espejo.

Un par de penetrantes ojos dorados devolvieron la mirada. Poseía un lacio cabello castaño partido en el medio, lo cual evidenciaba mi amplia frente. Mis ojos dorados me recordaban al perro de mi vecina. Aunque mi apariencia no era fea, tampoco era hermosa.

Melissa Podebrat.

Era la hija de un duque, así como de la malvada villana de la novela romántica de fantasía las escorias que amo.

Las escorias que amo era una de las novelas románticas que fue publicada cuando el género del harén inverso se hizo popular. Era una típica historia de romance entre una amable y hermosa heroína y cuatro hombres poderosos.

La heroína, Yuri Elizabeth, era una plebeya, pero se descubrió que tenía un gran potencial para la magia ya que tenía mucho maná en su cuerpo. Como resultado, fue adoptada por el barón Elizabeth.

El príncipe heredero, un francotirador, un hombre lobo y un multimillonario.

Cuatro hombres con diversas personalidades y ocupaciones la acosaban. Se habían enamorado de ella por su personalidad amable y su hermosura.

Melissa Podebrat era la prometida del príncipe heredero y la hermana mayor del francotirador. Melissa abusaba de hombres lobo y tenía una relación hostil con el multimillonario. En resumen, era una buscapleitos.

Ahora yo poseía el cuerpo de dicha buscapleitos.

Cuando me desperté después de sufrir un accidente automovilístico, no esperaba tener el cuerpo del personaje de una novela. Aunque estaba un poco nerviosa al principio, pensaba que sería mejor aceptar mi nueva realidad. Lo importante es que estaba viva y que debía asegurarme de tener un buen futuro.

—Después de todo, no soy la verdadera Melissa. Sé que Melissa ha cometido muchos crímenes hasta ahora, pero… sólo tendré que reflexionar sobre su pasado y dejar de cometer atrocidades en un futuro.

A diferencia de los muchos personajes que decidían convertirse en la heroína o la villana de la novela a la que transmigraban, yo no quería ser ni una heroína ni una villana. Sólo quería tomar un té con miel y vivir tranquilamente. No había ninguna razón para convertirme en villana a pesar de que Melissa lo fuera en la trama original.

Tampoco había razón para convertirme en una santa a menos que quisiera seducir a los cuatro protagonistas masculinos. Hasta donde sabía, Melissa Podebrat no moría en la novela, por lo que no había razón para que luchara contra la novela para sobrevivir. Como había nacido en cuna de oro al ser hija de un duque, debería limitarme a vivir acomodadamente.

Antes de transmigra era una simple estudiante universitaria, por lo que vivir en un mundo de fantasía era muy emocionante para mí. También sería capaz de admirar los rostros de los atractivos protagonistas masculinos de vez en cuando.

Todo había comenzado así.

~❀❀❀~

¿Cómo llegamos a esto?

Me quedé sin palabras al ver la escena que se desarrollaba frente a mis ojos.

El príncipe Ian Vasilios era mi prometido, pero sabía muy bien que me odiaba y que por esa misma razón me evitaba cuanto podía.

Como no conocía lo que era el amor, vivía una vida vacía y carente de sentido, pero todo eso cambió cuando conoció a Yuri. Aunque eso todavía no pasaba, así que en estos momentos seguía caminando por el mal sendero.

Entonces, ¿era por eso que…?

—Jo, jo, qué traviesa eres. ¿Estás tratando de seducirme?

—No lo hago. Es sólo que el príncipe es una bestia.

—Mi dama, cualquier hombre se convertiría en una bestia al verla.

¿Era por eso que actualmente se encontraba hundiendo la cabeza en el cuello de una mujer desconocida mientras metía su mano bajo su falda?

¿No se da cuenta que su prometida está presente?

—Oh, Ian. ¿Quién es esa mujer? ¿Es una sirvienta?

¿Sirvienta? ¿Es que no ve este elegante vestido que mis sirvientes se apresuraron en preparar después de recibir una invitación del príncipe heredero?

—No necesitas preocuparte por ella. Vamos, quítate la ropa.

¡Ya estaba casi desnuda, ¿qué más se iba a quitar?! ¡¿La piel?!

Este indudablemente atractivo hombre de ojos dorados y cabello azabache estaba concentrado susurrándole cosas a la sonrojada mujer.

Estaba tan choqueada que ni siquiera podía apartar la vista. El sonido de sus besuqueos estaba comenzando a cabrearme.

Esperen, ¿por qué debería seguir soportándolo? Vamos a recapitular todos los eventos hasta ahora.

Primero, esta era una de las numerosas habitaciones reservadas para el uso exclusivo del príncipe en el palacio real.

Segundo, era probable que esa mujer fuera una chica cualquiera que Ian simplemente había traído de afuera, ya que no vestía como una sirvienta.

Tercero, este hombre es mi, más bien, el prometido de Melissa. Por lo que esto se podía considerar como una infidelidad.

Cuarto, hoy había venido hasta el palacio real por una invitación del príncipe. Al parecer había algo que quería mostrarme.

Quinto, de acuerdo con los recuerdos de Melissa, esta no era la primera ni segunda vez que lo hacía.

En conclusión, Ian Vasilios era un hijo de perra.

—Vaya hijo de perra está hecho.

No había necesidad de seguir ocultando una verdad tan clara y visible. Aunque parecía que estos dos no se habían dado cuenta de ello, así que lo dije en voz alta para hacérselos saber.

— ¿Qué?

Sólo entonces Ian se dignó a mirarme por primera vez en el día. Había nerviosismo en su dorada mirada.

—Dije que es un hijo de perra. —Repetí con una gentil sonrisa.

Por supuesto que estaría nervioso.

Ian siempre se pavoneaba con sus amantes delante de Melissa, pero ella, obsesionada como estaba con el príncipe, siempre desquitaba su enojo con las mujeres, tirándolas del cabello mientras les gritaba que dejaran de seducir a Su Alteza. Eso sí, nunca hubo ni un solo reclamo dirigido a Ian.

Cuando el real seductor era su querido Su Alteza.

— ¿Finalmente te volviste loca…?

—Esa debería ser mi línea. Teniendo en cuenta que no lo agarré de las mechas y lo arrastré por el suelo después de presenciar tamaña escena, yo creo que parezco bastante cuerda.

De hecho, mi voz sonaba demasiado tranquila.

¿Cómo debería decirlo? Para mí, no Melissa, Ian era el protagonista masculino que menos me gustaba de la novela y el presenciar la peor primera impresión que tenía después de haber transmigrado, ¿Cómo era posible que sintiera algo por él?

Todos los sentimientos que albergaba hacia Ian se habían esfumado.

Por supuesto, la novela no incluía esta información. Era completamente inútil y no habría tenido sentido.

En esta decían que se había desviado del camino correcto. Que se escaqueaba de su trabajo. Pensaba que sólo era un príncipe genio al que le gustaba escaparse para jugar un poco.

Era obvio que estaba completamente decepcionada. Primero que nada, estaban los desagradables comentarios de este sujeto.

¿De dónde había sacado esa frase sobre bestias? ¿De una novela porno de los años ochenta?

— ¿A-Agarrarme de las mechas…? Ja, no importa cuán violenta seas, ¡¿cómo puede ser posible que hagas ese tipo de comentarios sobre un miembro de la familia real?!

Sin embargo, la nerviosa mirada de Ian expresaba más sorpresa que la mía.

Oh, que ridícula era toda esta situación. ¿Es que su amable alteza pretendía enseñarme modales?

—Su Alteza, ¿por qué no cierra la boca? O, ¿debería mostrarle lo que es un verdadero insulto? Dado que parece ser bastante hábil para besar, ¿debería darle la oportunidad de besar el suelo?

— ¡¿Eh?!

Dejé escapar un suspiro. Su rostro era como el de un cervatillo bebé asustado.

Hasta ahora, Ian se había limitado a ser un observador en las trifulcas entre Melissa y sus amantes. Supongo que nunca había sido confrontado.

Esta vez me crucé de brazos con orgullo mientras sonreía.

—Muy bien, supongo que dejaré el tema hasta aquí. Dado que Su Alteza me odia tanto, incluso si llegáramos a casarnos, nunca seriamos capaces de entendernos en la cama.

De hecho, según la novela, es el mismo Ian quien le pide a Melissa que anulen su compromiso, después de que este se obsesione con Yuri. Aunque todavía faltaba bastante para que sucediera, en aquella ocasión Melissa se negaba mientras chillaba, lloriqueaba, insultaba y rodaba por el suelo. Al final, terminaba aceptando después de ser humillada públicamente.

Sin embargo, yo no tenía intenciones de pasar por todo eso.

¿Por qué Melissa se aferró a un sujeto como este?

Era verdad que Ian no albergaba sentimientos por Melissa, pero no había ninguna razón para seguir con un tipo que te era infiel, sin importar cuánto lo amaras.

Supongo que se comporta así porque quiere que sea yo la que pida romper el compromiso.

Después de todo, se veía obligado a permanecer atado a Melissa por un compromiso político a pesar de lo mucho que la odiaba. Pronto conocería a Yuri se enamoraría profundamente de ella. Cada vez que trataba de traer a colación el tema, Melissa se negaba rotundamente, así que no tenía dudas de que hacía todo esto para lograr la anulación.

Como ya habíamos llegado a este punto, bien podría hacer lo que ambos deseábamos, para después ir a casa, tomar un baño y dormir. No sucedería nada malo si muestro compromiso se cancelaba antes de lo esperado, ¿verdad?

No, en realidad podría ser mejor. Si rompía con Ian, no me convertiría en la enemiga de la protagonista y, naturalmente, tampoco sería humillada.

Bueno, romper ahora era un atajo hacia una vida tranquila.

Sin mencionar que era la hija de un duque. Mi familia no caería en desgracia sólo por anular un acuerdo matrimonial. Incluso si la otra parte era el príncipe heredero. No había absolutamente ningún problema.

Decidí hacerlo y miré directamente al estúpido príncipe heredero.

—Rompamos nuestro compromiso.

Sin embargo, una voz inesperada me taladró los oídos.

— ¡No!

Espera, ¿qué?

Anterior Indice Siguiente


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .